El médico paciente.

En: Mis pacientes|PATOLOGIAS

4 jun 2013

conversaciones sala de esperaAquí estoy otra vez, esperando en la sala del mismo nombre de este gran hospital.

Aún recuerdo cuando era yo, el que hacía esperar.

Todavía no me acostumbro a que no puedan salir por mi boca todas las palabras que pienso.

Es frustrante tener la misma agilidad mental y no poder comunicarme como antes.

Todo empezó en aquella comida con compañeros, tras un interesante seminario de Cardiología. De repente, sin ningún dolor, sin ningún aviso, mi lengua fue incapaz de hablar. Un balbuceo ininteligible salió de mi boca y yo fui el primero en sorprenderse. Mis colegas pensaron que estaba bromeando pero por lo visto, la palidez de mi rostro les alertó.

Me llevaron de urgencia al Hospital pensando en un ictus, pero no tenía ningún síntoma más, ni parálisis ni afectación de mi conciencia.

Simplemente, mi lengua no respondía a mi necesidad de hablar.

Mi diabetes insulinodependiente centró las investigaciones: posible neuropatía diabética.

Análisis, electromiografía, TAC, pruebas y pruebas. Ninguna determinante.

Y mientras tanto, mi cerebro de médico sin parar de investigar a mi único paciente ya: yo mismo.

Los abogados tienen una máxima que es no defenderse nunca a ellos mismos, pero los médicos, no la respetamos y nos convertimos en nuestro principal médico. Grave error.

A pesar de mi dificultad para articular las palabras, mi sentido del gusto está intacto así como el olfato y el tacto. Pero tengo muchas dificultades ya para tragar y me atraganto con facilidad.

Me conformo con oler y saborear los alimentos pero sufro cada vez que he de tragarlos.

Me estoy quedando muy delgado. Ya casi no me reconocen mis pacientes. Al principio, cuando me veían en la sala de espera, aguardando turno como ellos, se acercaban a preguntarme qué me pasaba. Yo sufría lo indecible sin poder expresarme y a veces prefería parecer huraño y no contestar.

Ahora ya no me reconocen.

Sin embargo, aquí, en la sala de espera, no dejo de diagnosticar a cada uno de los pacientes que como yo, esperan. Me mantiene la mente en forma.

Mi ELA  ha progresado y ya arrastro mi pierna.

A veces saber mucho no es un don.

Me conformaré con imitar a mi colega de enfermedad, Stephen Hawking, sobre todo en su actitud.

6 Respuestas to El médico paciente.

Avatar

Gabriel

junio 5th, 2013 at 10:45

Quina preciositat de història, i que ben escrita, t’atrau des de la primera línia.

Avatar

Reme

junio 5th, 2013 at 12:57

Gracies Gabriel per recordarme que tenía un poc abandonat el blog. M´has motivat a escriure de nou.

Avatar

Paqui

junio 21st, 2016 at 15:45

Les teues històries sempre son presioses, no el canses mai d’ascriure.

Avatar

Reme

junio 21st, 2016 at 16:16

Moltes gracies Paqui!

Avatar

Loli

julio 11th, 2017 at 6:49

Deleitosa representació del tòpic clàssic ‘ Mens sana in corpore sano’, encara que el relat és un genial paradigma de la supremacia de la ment sobre el cor. Enhorabona per complementar magistralmente la medicina amb la literatura realista.

Avatar

Reme

julio 24th, 2017 at 15:38

Moltes gracies Loli!

Deja un comentario

En este blog encontrarás

Comentarios de estilos de vida saludables, descripciones de enfermedades y de casos clínicos, noticias y curiosidades médicas, consejos de salud y también historias reales en las que se relaten problemas de los pacientes y que puedan ayudar a otras personas.

  • Reme: Hola Adrian. El VIH no impide renovar el permiso si está controlado. Saludos [...]
  • Reme: Hola Carola. Las interacciones que comentan pueden ocurrir pero solo en tratamientos largos. El esom [...]
  • Reme: Hola Kerena. Puede utilizarla pero las curas se las debe hacer un profesional. Saludos [...]
  • Reme: Hola Ana. En los casos como su marido que son de nacimiento y tiene una experiencia acumulada de muc [...]
  • Reme: Hola Antonio. Con el pasaporte se puede acceder a su dato de la DGT. Saludos [...]

Consulta online en Qoolife

IV Premios Web de Alicante | laverdad.es